norma: isaar cpf

Fondo Carlos G. Monsiváis

VOLVER A SÍNTESIS
NOMBRE DE LA FAMILIA, PERSONA O INSTITUCION Carlos G. Monsiváis.
OTROS NOMBRES Aurelia Nájera de la Torre, Sindicato Gremial de Albañiles y Ayudantes del municipio de Torreón..
ENTRADA AUTORIZADA Aurelia Nájera de la Torre.
FECHAS Y LUGARES No se tienen las fechas de existencia de Carlos G. Monsiváis. La memoria “La lucha de clases en la Comarca Lagunera” narra la historia del Sindicato Gremial de Albañiles y Ayudantes del Municipio de Torreón que tuvo dos décadas de existencia: de 1932 a 1952, desde una perspectiva marxista.
LUGARES Y AREÁS GEOGRÁFICAS Torreón (Coahuila), Gómez Palacio y Lerdo (Durango), Ciudad de México (México) [México]
OCUPACIONES DESEMPEÑADAS Las funciones y actividades del sindicato están tomadas de la memoria. En 1932 se organiza un grupo de albañiles para defender sus intereses como trabajadores, entre otros, exigir mejores salarios y bajar el número de horas de trabajo, que era de diez. Para tener mayor fuerza y representación jurídica, forman el Sindicato de Albañiles, Carpinteros y Ayudantes de Torreón "Narciso Mendoza". Su primera sesión fue en la Casa del Obrero, en donde se reunieron entre 45 y 50 trabajadores. Ahí se eligió al primer comité ejecutivo. En 1934 el sindicato cambió su nombre, de manera definitiva, a Sindicato Gremial de Albañiles y Ayudantes del Municipio de Torreón. Este mismo año el grupo elabora sus estatutos, asesorados por el abogado Luis Ortega. Ingresan a este sindicato los obreros de la Unión Mutualista de Albañiles y con ello crece su fuerza. El sindicato realizó distintas actividades, a lo largo de su trayectoria, para darle forma a su organización: los albañiles y ayudantes (carpinteros, fontaneros, electricistas, pintores) donaron días de trabajo para adquirir un terreno y construir un espacio para sus sesiones, mandaron hacer un estandarte, compraron enseres para realizar sus reuniones así como una máquina de escribir. Los logros que tuvieron, en el transcurso de su vida organizativa, fue mejorar en alguna medida los sueldos que se pagaban en las "obras" a albañiles y ayudantes, colocar a los socios en las obras arquitectónicas que se realizaban en la Comarca Lagunera, formar la conciencia de los obreros a través de la educación en el marxismo, apoyar a otros sindicatos que realizaban huelgas, mostrar su fuerza en eventos emblemáticos como el 1° de mayo, asociarse a organizaciones más amplias para tener mayores logros en el ámbito laboral. Posteriormente, al separarse los sindicatos de obreros y campesinos (en 1936), oficializarse los sindicatos obreros (a partir de 1940) y experimentar la represión del Estado (en los últimos cinco años de su actividad organizativa), el sindicato de albañiles y ayudantes fue menguando su fuerza, hasta desaparecer en 1952.
RELACIONES El sindicato perteneció a organizaciones más amplias como la Federación Sindical Unitaria de Obreros y Campesinos de la Comarca Lagunera ("la Sindical Unitaria"), que a su vez pertenecía a una más amplia llamada Confederación Sindical Unitaria de Obreros y Campesinos Mexicanos, formado por comunistas a finales de la década de los veinte, en el siglo XX. Otras organizaciones con las que tuvieron relación son las siguientes: Federación de obreros y campesinos de la Región Lagunera. Liga de comunidades agrarias de la Región Lagunera. Liga socialista de obreros y campesinos del municipio de Torreón. Confederación Regional de Obreros Mexicanos (CROM), Comité de Defensa Proletaria, entre otros.
OTRA INFORMACIÓN SIGNIFICATIVA El sindicato tuvo una relación estrecha con los miembros del Partido Comunista en la Comarca Lagunera, e incluso el autor de la memoria, Carlos G. Monsiváis, perteneció a una célula del partido. De hecho, el autor interpreta la historia de su sindicato a la luz de las corrientes del marxismo de la época.
NOTA DEL ARCHIVERO
FECHA 20 de septiembre de 2020